Provincia
03-06-2020
Santa Fe y Rosario se suman al tratamiento con plasma

La Argentina tiene larga tradición en la clínica con el plasma de pacientes recuperados de otras enfermedades que ahora aplicará a enfermos de covid-19. Un médico chileno –como se rescata en esta nota– relató cómo, en el lapso de 9 horas y estando al borde de la muerte, pudo recuperarse gracias a su aplicación, La provincia se suma a la investigación nacional y solicita donantes.

 

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Redacción Cruz del Sur

 

La provincia de Santa Fe comenzó formalmente su participación en el plan estratégico para regular el uso de plasma de pacientes recuperados de covid-19 con fines terapéuticos; un ensayo clínico experimental que procura obtener un medicamento a partir del plasma sanguíneo de personas que hayan enfermado de coronavirus y ya estén recuperadas.

 

Hace una semana, el médico chileno Andrés Meza, quien logró curarse de covid-19 gracias a la aplicación del plasma de pacientes recuperados que lo donaron, relató al periodista Federico Fiscella, de radio Sí de Rosario que entonces el sistema de salud chileno ya estaba colapsado por el avance de la pandemia, pero también cómo operó sobre su estado –si bien tiene poco más de 40 años es diabético y quedó en terapia intensiva– el plasma: “Mi caso ha dado mucho que hablar porque en 9 horas desde que me ponen el plasma –contó Meza– ya me sentí bien. En 4 horas comenzaron a mejorar mis parámetros clínicos. El pueblo argentino sabe de esto, porque ustedes pasaron por el mal de los rastrojos, la fiebre hemorrágica argentina. Lo del plasma no es nuevo para ustedes, lo que les permite mejorar más rápido. Se abre una pequeña lucesita. Esta no es algo que esté masificado, es una terapia que está en estudio. En mi caso me llamó el hematólogo, me dijo que tenían ese plasma, si lo quería o no, y yo me estaba muriendo. Esa misma noche empezaron a pasármelo y al otro día, nueve horas después me sentí bien. Yo me estaba muriendo, no podía mover las manos”.

 

Incluso al final de la entrevista, Maza envió un mensaje a los médicos de Argentina: “Soy un paciente de 41 años con diabetes mellitus que evolucionó en menos de cinco días hacia una neumonía severa por covid positivo con compromiso bilateral de los pulmones y con insuficiencia respiratoria con pasi menor a 220 y luego del plasma, en nueve horas me sentía mejor, luego de 24 horas dupliqué mis linfocitos y luego de 48 horas la proteína reactiva pasó de 33 a 2”. El médico chileno dejó a disposición del profesional que lo requiera su historia clínica. “Pueden encontrarme a través de las redes sociales”, dijo Andrés Maza.

 

En Santa Fe

 

En Santa Fe se trabajará a partir de un convenio entre el Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe, a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (Cudaio), y su par de la Nación. De esta manera, dos pacientes recuperados donaron plasma sanguíneo por aféresis en dos de los efectores oficialmente constituidos para el procedimiento: el Hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, y el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) de Rosario.

 

“Es un paso significativo para nuestra provincia, porque la obtención de plasma de pacientes recuperados va a tener una gran importancia en el tratamiento de esta enfermedad”, señaló la secretaria de Salud provincial, Sonia Martorano, durante el anuncio llevado a cabo en Rosario, y del que también participaron el director del Cudaio, Armando Perichón, y el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana.

 

“Para el Cudaio ha sido un orgullo participar de este ensayo nacional. Hemos terminado hace un rato de hacer las primeras dos extracciones de plasma, y seguramente en la semana próxima haremos lo correspondiente en el Hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe”, anticipó Perichón.

 

Y destacó que “el plasma en el mundo está teniendo una importancia en el tratamiento”. Y agregó: “En este protocolo de investigación vamos a hacer dos cosas: demostrar la seguridad en la utilización del plasma, donde la Argentina tiene vastos antecedentes, y su gran eficacia”.

 

Además, explicó que el “protocolo tiene dos brazos. Uno es de tratamiento compasivo o extendido para pacientes muy graves, que ya no tienen ningún arma terapéutica para tratarlos. Y un brazo que busca que la enfermedad no progrese en las formas más graves”. Finalmente, contó que ya hay 50 donantes de la provincia inscriptos en forma voluntaria, solidaria y anónima.

 

En Buenos Aires

 

Este mismo miércoles, desde el Instituto de Hemoterapia porteño, su directora, Nora Etchenique, destacó la importancia de “llamar a la solidaridad para que los pacientes vayan a donar”, y agregó que cada donación de plasma que hagan pacientes recuperados de coronavirus “podrían salvar hasta cuatro personas” enfermas.

 

“El plasma tiene anticuerpos en su parte líquida, que son los mecanismos de defensa que generamos ante cualquier cosa extraña que haya en nuestro organismo. Con el plasma de recuperados se hace una inmunización pasiva –distinta a la vacuna, que es activa– y acá como no está en el pico de su producción de anticuerpos están en forma pasiva, esos van a atacar el coronavirus”, explicó en declaraciones a periodistas de radio Provincia.

 

En cuanto a la efectividad del tratamiento, la titular del Instituto de Hemoterapia puntualizó que “se aplicó en 29 casos, y salvo en 3 personas, todos han mejorado de distinta forma, algunos fueron espectaculares y otros tardaron unas horas más porque tiene que ver con la capacidad del cuerpo del paciente para reaccionar”.

 

Evaluó que “tiene un efecto rápido, a las 24 horas parece que los pacientes fueran otros” y destacó la importancia de “llamar a la solidaridad para que los pacientes vayan a donar”.

 

“Primero se está trabajando con la familia del mismo, para que cuando salga del cuadro crítico puedan donar, en el protocolo está la sensibilización de los pacientes”, concluyó la especialista.

Dejanos tu comentario...

Domingo 12 de Julio de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto