Rosario
01-08-2012
El boticario en su laberinto

El farmacéutico y ex concejal Daniel Peresotti se desprendió de su cadena de farmacias y en marzo se presentó a convocatoria de acreedores. El rojo en sus cuentas bancarias, las facturas impagas a un laboratorio porteño por más de 120 mil pesos y las deudas acumuladas con ex empleados de sus negocios, lo empujaron a declarar la cesación de pagos.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Daniel Peresotti, el empresario farmacéutico que llegó a ocupar una banca en el Concejo para dejarla al poco tiempo por una denuncia penal por maltrato a empleadas, se declaró en cesación de pagos y se presentó en marzo pasado a convocatoria de acreedores, según reveló este miércoles el portal de noticias Punto Biz. Deudas con ex empleados, facturas sin pagar por más de 120 mil pesos con un laboratorio porteño y las cuentas en rojo con bancos y tarjetas de crédito, son algunas de las razones que provocaron esta situación.


La presentación de Peresotti en concurso preventivo ante los tribunales provinciales se produjo el 15 de marzo pasado motivado por su incapacidad de afrontar “los créditos laborales reclamados por sus ex empleados ingresados al fuero laboral desde 1996 hasta 2008, fecha en que oficialmente cerró la única farmacia de la cual él era propietario en Córdoba entre Corrientes y Entre Ríos”, según se precisó.


En tanto, trascendió que el resto de las farmacias que poseía Peresotti como parte de la cadena que llevaba su apellido operaban con habilitaciones “bajo licencia de otro profesional que respondía en su nombre”.


El empresario no estaría en condiciones de poder pagar la deuda de más de $120 mil pesos que tiene con el laboratorio Hiperfarm, de Capital Federal ni liquidar los 150 mil pesos que adeuda de las cuentas con el Citibank y las dos tarjetas de crédito que posee.


Cabe recordar que el farmacéutico había sido procesado por la Justicia federal por vender medicamentos sin receta y que cuatro años atrás tuvo que renunciar a la banca de concejal que había logrado tras ser denunciado penalmente por maltrato a algunas de las empleadas de su farmacia, causa que lo terminaría condenando a siete meses de prisión.

 

Dejanos tu comentario...

Domingo 25 de Agosto de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto