Deporte
01-11-2018
Central se adueñó del clásico exportado
Con goles de Herrera y Zampedri, los de Arroyito eliminaron a Newell`s de la Copa Argentina y se metieron en semifinales. Sobre el final, Torres descontó para la Lepra. El atípico encuentro –desde Arsenal y sin hinchas– fue deslucido en cuanto al juego pero el resultado generó la locura canaya.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

El partido arrancó con fricción, nerviosismo y poco juego asociado, muy a tono con el triste marco en el que se desarrollaba: con los gritos de los técnicos y jugadores haciendo eco en una cancha sin público, y encima fuera de Rosario. Por momentos, Newell`s mostró más posibilidades de abrir el marcador  ofreció –aunque sin descollar– los mejores momentos del encuentro en los pies de Fértoli, Formica y Amoroso. El primer tiempo culminó alentando la posibilidad de que el pasaje a semifinales podría definirse por penales.

 

Pero el complemento tenía reservada sorpresas, como el taco de Herrera a los 17 minutos que desató la locura canaya al empujar al arco la pelota que Gil mandó desde el carril izquierdo. Y cinco minutos después, cuando Newell´s apenas asimilaba el golpe y se disponía a buscar el orden y los espacios para empardarlo, Zampedri clavó el segundo.

 

El resultado caldeó los ánimos entre los protagonistas y aparecieron las expulsiones: de Paredes y Carrizo y luego de Bernardello. Una gran atajada de Aguerre a Lioi salvó a Newell’s de la goleada y, ya en tiempo adicional los del Parque achicaron la diferencia con un zapatazo de Torres.

 

El final del partido sentenció la victoria de Central y desató la locura de sus hinchas a más de 400 kilómetros, en Rosario, donde una ciudad ya resignada a que le arrebaten su máximo espectáculo deportivo, siguió cada instante del clásico por televisión o, en el peor de los casos, por radio.

 

El triunfo canaya vale no sólo por el rival al que dejó fuera del certamen sino también por el momento en el que llega, con una producción futbolística muy cuestionada. En ese sentido, aunque el DT Edgardo Bauza se mostró mesurado al término del encuentro, su rostro no pudo ocultar una mezcla de satisfacción y tranquilidad.

 

Como contrapartida, el técnico de Newell’s, Omar De Felippe, quedó en la cuerda floja. Su equipo venía jugando mal y la victoria en el último partido por la Superliga había abierto una chance de mejoría que este jueves no apareció. En medio de la decepción que rodea al plantel leproso, no son pocos quienes especulan con la renuncia de su DT en las próximas horas.


Dejanos tu comentario...

Miércoles 12 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto