Política
15-08-2018
Macri le dice no al Fondo

No se trata del FMI, sino de la coparticipación de la soja, el Fondo Sojero que dispuso eliminar la Nación, por el que provincia, municipios y comunas resignarán más de 2.000 millones de pesos anuales que destinaban a asistencia social y obras. Rosario se quedará sin 240 millones.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

El Gobierno Nacional entró en una nueva fase de ajustes y esta vez los más perjudicados son los municipios y comunas santafesinas, aunque también el hachazo incluye fuerte a la gestión de Miguel Lifschitz. Por disposición del presidente Mauricio Macri, se eliminó el Fondo Federal Solidario o Fondo Sojero, que implican alrededor de 2.300 millones de pesos menos para la provincia.

 

El drástico ajuste, que llegó por vía de un Decreto de Necesidad y Urgencias también prevé suspender la baja de retenciones en aceites y harinas y recortar un 66% los reintegros a las exportaciones con valor agregado. El objetivo de la Casa Rosada es generar un ahorro de 65 mil millones de pesos y así reducir el déficit fiscal; una exigencia del Fondo Monetario Internacional.

 

Mientras esa ingeniería se pone en marcha, provincia, municipios y comunas resignarán muchísimos recursos que se destinaban –mayormente– en obras e infraestructura. El 30% de lo que recibía Santa Fe se giraba de manera automática, y de forma quincenal, a las 363 localidades que tiene el territorio santafesino. El cambio intempestivo es un duro golpe a las administraciones locales.

 

Intendentes y jefes comunales que previeron inversiones en base a dineros que estaban presupuestados para 2018 se van a encontrar que ya no dispondrán de millones y millones de pesos. Peor aún, Santa Fe es una de las principales productoras de soja del país y en dar valor agregado a esa producción primaria. De hecho, en la provincia se exportan más aceites y harinas de soja que el poroto.

 

Según informó el Ministerio de Economía de Santa Fe, en 2017 el Fondo Sojero significó 2.300 millones de pesos y el 30 por ciento fue a municipios y comunas. Por ejemplo, Rosario se quedaría sin 240 millones de pesos y Santa Fe sin 76 millones, aunque el municipio macrista optó por no criticar la medida y se limitaron a pedir tiempo para analizar el decreto presidencial.

 

La línea discursiva inicial que bajó el intendente José Corral a sus funcionarios más estrechos es que se deben analizar bien los números porque lo que se pierde por esa vía está volviendo a través de la mayor coparticipación que reciben municipios y comunas. El análisis va en sintonía con los dichos del jefe de Gabinete Marcos Peña.

 

El hombre de confianza de Macri estuvo a principios de agosto en Santa Fe y ante la consulta periodística sobre la posible eliminación del Fondo Sojero solo se limitó a decir que no había novedades. E inmediatamente retrucó que la provincia (y sus localidades) hoy recibe mucho más dinero de Nación porque se está liquidando la totalidad de la coparticipación.

 

Lo que no dijo Peña es que la devolución del 15% de coparticipación que hoy tiene Santa Fe no es por voluntad de Cambiemos ni de Macri, sino de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que le dio la razón a la provincia. Una semana y media después de que el jefe de Gabinete llevó tranquilidad a municipios y comunas, llegó el recorte.

 

En diálogo con la prensa, el 3 de agosto último, cuando a Peña se lo consultó sobre la eliminación del Fondo de Incentivo Docente y el Fondo Sojero indicó: “Estamos en una etapa de provincias que tienen más recursos y que lo que tienen que hacer ahora es utilizarlos en sus competencias, mucha de las cuales habían sido absorbidas por el Estado nacional”.

 

“Muchas veces (esa mayor participación nacional era) para tratar de tener injerencia política en las provincias. Ese es el espíritu del debate que tenemos que dar (…) y más que la discusión de un presupuesto o de un recorte, como se quiere plantear, lo que hay es un nuevo diseño en torno a qué hace el Estado nacional, qué hacen las provincias y qué hacen los municipios”, concluyó el funcionario.

 

Todavía no se abrió, seriamente, un debate sobre las competencias jurisdiccionales pero el ajuste ya es un hecho. En 2017, según la Bolsa de Comercio de Santa Fe, de los 30.213 millones de pesos aportados por el sector privado santafesino en materia de retenciones del complejo soja, únicamente retornaron a la provincia por Fondo Solidario el 4,4%. Ni en el reparto había justicia.

 

Stand by hasta el fondo

 

El economista rosarino Federico Fiscella dijo que espera conocer la letra chica del decreto presidencial pero, a grandes rasgos, hizo una valoración política del recorte del Fondo Sojero. “Es parte de lo que se había firmado en el acuerdo stand by con el Fondo Monetario Internacional, que además era un pedido más amplio”, remarcó en diálogo con periodistas del canal público 5RTV.

 

Al respecto, agregó: “Solicitaban (desde el Fondo Monetario) frenar la rebaja de retenciones a las exportaciones de soja y esto último el Presidente decidió dejarlo de lado para no caer en un problema político que le pudo haber traído eso (con el campo y otros sectores agroexportadores). El FMI solicitó esto hace un mes y se anuncia cuando está en el país el funcionario que vino a hacer la auditoría”.

 

Para Federico Fiscella, si bien la provincia no tendrá un cimbronazo financiero enorme porque “desde hace varios años es prolija en sus cuentas”, está claro que “cada vez tiene menos ingresos de tributos en general y coparticipables”, es decir, “la relación presupuestaria que tiene Santa Fe con la Nación está siendo cada vez peor por este tipo de políticas”.

 

De esta manera, la gestión de Mauricio Macri ajusta a la provincia, los municipios y las comunas, siendo que Santa Fe es uno de los principales distritos sojeros del país. Y esos recursos que antes se distribuían en toda la República Argentina, tengan o no producción de soja, ahora serán utilizados por el Gobierno Nacional para pagar los servicios de la deuda, redirigirlos a otras áreas nacionales y mantener su déficit funcional.

 

Los que hicieron sentir su enojo fueron los intendentes y jefes comunales santafesinos, incluso muchos radicales amarillos. El secretario de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres, no paró de atender llamados telefónicos para escuchar los distintos niveles de preocupación. Hasta hubo presidentes comunales que ya empezaron a preguntar si habrá adelantos de coparticipación.

 

La cláusula gatillo y otros reclamos gremiales es un conflicto en puerta para las administraciones locales y esto lo dicen todos los consultados por Cruz del Sur. Mientras tanto, todo va hacia el mismo punto: que Macri cumpla con los números que pidió el Fondo Monetario Internacional para que dé una mayor cantidad de ingresos y así equilibrar el déficit fiscal.

 

De lejos no se ve

 

El jefe comunal de Arroyo Aguiar, Ariel Bonadeo (FPCyS), dijo que la eliminación del Fondo Sojero es muy problemática porque lo que se recauda en tasas y en servicios no es significativo. “Comunas como las nuestras, técnicamente, vivimos de la coparticipación y cualquier tipo de recorte nos impacta para poder pagar sueldos, combustibles, obras, avances y las necesidades de la gente”, dijo.

 

“Por un lado tenemos una creciente en la demanda y en poder atender estas necesidades que la gente empieza a tener por los problemas económicos que atraviesa el país, pero por otro lado las herramientas que tenemos por derecho y por ley son recortadas de manera sistemática. Entonces hoy nos encontramos en un punto que es muy lamentable”, añadió el dirigente socialista.

 

Por su parte, el intendente de Gálvez Mario Fissore (PJ) remarcó: “Teníamos presupuestados para el corriente año por el Fondo Sojero 4.500.000 pesos, de los cuales, hasta la fecha, el municipio había recibido 2.100.000 pesos. O sea, de aquí a fin de año estaríamos perdiendo recursos por 2.400.000 pesos, que en gran parte son recursos que se utilizan para mantener el funcionamiento de distintas instituciones de la ciudad”.

 

“Con ese dinero aportamos, también, a los eventos culturales, a eventos sociales y, principalmente, al mantenimiento edilicio de instituciones como clubes y escuelas. Otra parte de esos fondos se utilizan en obras de estabilizado de calzadas y la construcción de plazas. En definitiva, menos recursos para el Estado federal y más recursos para el Estado unitario que es el Gobierno Nacional”, cerró.

Dejanos tu comentario...

Martes 23 de Abril de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto