Política
04-04-2018
Escándalo en la exposición del ministro Luis Caputo
El titular de Finanzas dio explicaciones en el Congreso respecto del crecimiento de la deuda y su vinculación con firmas offshore. La polémica se produjo por un cruce con diputados kirchneristas y la sesión terminó de forma abrupta.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El ministro de Finanzas, Luis Caputo , se presentó en el Congreso de la Nación pero su testimonio no será lo más recordado. Todo terminó en escándalo y de manera abrupta. El funcionario aprovechó los gritos de un grupo de diputados kirchneristas para retirarse de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda de manera abrupta.

El escándalo se inició cuando intervino la diputada Gabriela Cerruti, quien empezó a interpelar al Ministro, debido a que le hizo llegar a su banca un papel con un mensaje. El papelito de la discordia decía: "Mis hijas tiene 11 y 13 años, por favor no seas mala". Terminaba con el dibujo de una carita sonriente.

"El papelito me lo entregó el secretario del Ministro. Me hace señas para que lo abra. No sé si es una amenaza, una cuestión machista, tilinga. Esto tiene que ver con cómo se manejó todo el tiempo, como si estuvieran jugando al rugby", denunció Cerruti a la prensa una vez levantada la reunión.

Cuando se produjo el escándalo, Caputo se encontraba respondiendo las preguntas que, durante casi cuatro horas, le habían formulado senadores y diputados que participaban de la reunión de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda.

La interrupción llevó al presidente de la Comisión, el senador peronista José Mayans, a levantar la reunión. Caputo aprovechó para irse. Después de su abrupta salida, a los pocos minutos, el ministro se justificó: "Reaccioné como padre y no como funcionario público. No era el lugar ni la forma, les pido disculpas a todos".

Según Cerruti, Caputo había pasado a nombre de "su hija" las acciones en una de las compañías: "Como ministro de Finanzas puso el bono a 100 años y luego hizo que lo comprara una de sus empresas, que ahora puso a nombre de su hija", fue la frase de la legisladora del Frente para la Victoria. Aquello provocó que Caputo le enviara el polémico papelito.

Su defensa


Caputo reiteró ante ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda del Congreso que no fue propietario ni accionista de sociedades offshore creadas para administrar fondos en paraísos fiscales.

"No tengo nada que ver con esa empresa (Princess International Group). Tengo todo bien declarado en la Oficina Anticorrupción y en la AFIP. Era tenedor fiduciario de eso: alguien que tiene algo en confianza de otra persona. No soy propietario", afirmó Caputo ante la pregunta del ex ministro de Economía, Axel Kicillof.

La información surgió en febrero pasado proveniente de la SEC, el organismo regulador bursátil estadounidense, según la cual entre agosto de 2009 y julio de 2015 fue el principal accionista de la sociedad Princess International Group. A través de la misma supuestamente era el dueño de entre el 50% y el 74% de otra offshore: Affinis Partners II, también radicada en Caimán y dueña de Noctua, la gerenciadora de fondos de inversión radicada en Delaware y Miami.

Caputo no había consignado esa información en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al asumir el cargo en diciembre de 2015 (correspondientes al período fiscal 2014) y en la de 2016 (correspondiente al inicio de 2015).

Dejanos tu comentario...

Miércoles 12 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto